21 agosto 2007

RECTA PROVINCIA


Ayer se estrenó una serie chilena muy publicitada en Chile: Recta Provincia del director Raúl Ruiz. Pero la publicidad parecía/padecía de un esfuerzo sobrehumano de parte de TVN por posicionar a Raúl Ruiz o más bien celebrar que tengamos todos una serie dirigida por este gran director chileno radicado en Francia. "Deben convencerse chilenos, Raúl Ruiz nos ha regalado este trabajo", parecía ser el eslogan subliminal. A pesar de esa no tan feliz promoción a mi juicio, esperé con ansias el estreno de la serie. Puteé a Santiago Pavlovic, porque como nunca su Informe Especial seguía y seguía. ¡Qué me importaban unos minutos más o menos de morbo sobre los campamentos y la discriminación social! Quería ver Recta Provincia, quería comprobar si Ruiz lograba la atmósfera que yo mismo respiré tan pocas veces al visitar la casa viaje de mi abuela en Colchagua. Quería saber si las historias de vivos y de ánimas eran similares a las que alguna vez escuché en noches de velas amargas.


Y ya con el frío calado en mis pies, me arrimé al sillón, luego me levanté, luego me volví a sentar y Recta Provincia no aparecía. Cambié de canal y vi a un preocupado Bruce Willis pensando en su mujer mientras las balas arrasaban una habitación de aeropuerto sin hacerle daño alguno.


Volví al canal de todos y de nadie y ¡ahí estaba la serie, el estreno! había comenzado todo para mí! Rosalba, Paulino, la higuera, el jardín, la lluvia y la sequedad juntas, las ánimas jugando, bailando, llorando. Era esa misma atmósfera de infancia, era ese mismo olor que se escapaba de la pantalla o de mi cabeza o de mi nariz. Paulino era Hernancito, el diablillo era mi abuelo. Rosalba, mi abuela o la vecina vieja del callejón Los Sauces. Era ese Chile antiguo, que levita entre nosotros que nos creemos sumergidos en la vorágine de la modernidad.


Recta Provincia es una hermosa serie chilena. Raúl Ruiz es un hermoso chileno, viviendo hace más de 30 años en Francia.
Todos los lunes , parece a eso de las 23:15 o si Pavlovic huevea, más allá de las 23:30

4 comentarios:

El Guanaco Volador dijo...

Hola Mauricio...

Leyéndote vienen ganas de ver esa serie.

Aprovecho para felicitarte por la entrada anterior.

Mauricio Osorio Pefaur dijo...

Gracias Guanaco. A veces pienso que escribo "lesuras", como dicen en el campo. Pero es que esta serie me lleg� muy adentro, muy al alma y fue grato hablar -aunque breve- de lo que me pasaba en la espera y lo que sent� cuando comenc� a verla. capaz se vea en la se�al internacional de TVN.

Un abrazo.

Mauricio

Pamela dijo...

QUerido Mauro: LO peor es que por la diferencia horaria, aqui es una hora más tarde. Te imaginarás que entre los lujos que me doy es tener cable con TVN en su versión al exterior (me salvo de ver la publicidad de Falabella y Farmacias Ahumada por ej.), bueno, el caso es que ahora con tu recomendación voy a esperar el próximo lunes. Veré como saltearme a Pavlovic, pues su programa me parece demasiado morbo y ya no estoy para andarme apretando los dedos en las puertas...

Mauricio Osorio Pefaur dijo...

Lo cierto Pamela es que Informe Especial ya produce arcadas, porque lamentablemente tiene 3 programas más como competencia y el deporte entonces es quién muestra más violencia, sangre, dolor humano. Y no soy para nada puritano, pero cuando desde todos lados trabajan para adherirte el miedo a la respiración, tiendo a sospechar que algo anda más mal de lo que creía. Ánimo para esperar Recta Provincia.

Ya te escribo a tu correo
Mauro Osorio